Si eres mujer, haz deporte

Por salud, por motivos estéticos, para mantenerte joven, para deshacerte del estrés, para estar en forma, para dormir mejor y hasta para mejorar tu vida sexual. Te contamos los 10 puntos en los que mejorará tu vida si haces deporte.

Hacer deporte es importante para todo el mundo y está directamente relacionado con una buena salud y una mejor calidad de vida. Pero si eres mujer, es especialmente importante que hagas algún tipo de actividad física beneficiosa para ti -¡correr todo el día, cuidar a los niños o hacer las tareas domésticas no cuenta como deporte!-
Estamos hablando de mantenerte en forma haciendo alguna actividad suave, de entrenar si eres una deportista nata o, simplemente, de mimarte con alguna práctica cuerpo-mente. Todo vale mientras seas constante. Una hora, tres veces a la semana, ¿quién no tiene ese tiempo? Debes cambiar el concepto de obligación por el de cuidado y placer. Es tiempo para ti, para estar guapa y sentirte bien; y una inversión a largo plazo en salud y calidad de vida.
Si aún no estás convencida, te damos diez razones por las que toda mujer debería hacer deporte:

 

  • 1. Te ayuda a controlar el peso

Haciendo deporte evitas tener que estar siempre a dieta y es la forma más barata, inocua para tu salud y divertida de adelgazar.
Hacer alguna actividad física te permitirá incluso darte caprichos gastronómicos. Si eres constante no sólo perderás el peso que te sobra, sino que activarás tu metabolismo, lo que hará consumir más energía durante todo el día, también en reposo.
Hora ideal: si tu objetivo es adelgazar lo mejor es hacer ejercicio a primera hora de la mañana para poner el metabolismo en marcha. Si has comido demasiado durante el día te convendrá hacer algo de ejercicio antes de acostarte para quemar las calorías en lugar de “reposarlas”, por ejemplo, con un paseo.
Tu deporte: todos aquellos de intensidad media o alta que supongan un elevado gasto calórico: ciclo indoor, aeróbic, artes marciales, natación, esquí, marcha, jogging, etc.

 

  • 2. Moldea tu cuerpo

El deporte es la mejor alternativa a la cirugía estética y llega incluso donde ésta no puede: estiliza tu cuerpo y te permite trabajar tus zonas conflictivas mediante ejercicios específicos.
Siendo constante te aseguras tener el cuerpo que quieres y es casi obligatorio si quieres mantener los resultados de la cirugía. Con ejercicio aeróbico puedes reducir volumen general de tu cuerpo y con la tonificación, endurecer y dar forma. En realidad, el deporte es la única cirugía natural que te permite cambiar todo tu cuerpo. No importa la edad que tengas, siempre vas a mejorar.
Hora ideal: la que prefieras y mejor se adapte a tu horario y tus necesidades.
Tu deporte: si tu objetivo es cambiar tu cuerpo lo ideal es combinar sesiones de ejercicio aeróbico (como los anteriores) con ejercicios específicos de tonificación (entrenamiento con máquinas, con pesas, clases de body pump, just pump, gap, fitness o tonificación).

Si quieres conseguir una buena forma física debes hacer un entrenamiento variado
  • 3. Te mantiene en forma

Este es el leit motiv principal de cualquier deporte y algo primordial para cualquier mujer, ya que con la edad y el sedentarismo el cuerpo va perdiendo sus capacidades físicas y entumeciéndose.
Haciendo deporte recuperarás la agilidad, la fuerza, la flexibilidad y la energía que tenías cuando eras una niña. Y eso te beneficiará en tu día a día. Disfrutar de las capacidades de tu cuerpo te hará sentirte más viva, más joven y más segura de ti misma.
Hora ideal: la que quieras y mejor se adapte a tus horarios.
Tu deporte: si quieres conseguir una buena forma física debes hacer un entrenamiento variado que incluya sesiones de trabajo aeróbico, tonificación y trabajo postural o cuerpo mente (tai chi, body balance, estiramientos, Pilates, fit ball, etc.).

  • 4. Para mantenerte joven

Haz esta sencilla prueba: compara a dos personas de la misma edad, una que haga deporte y otra no. ¿Quién parece más joven? A sus 40 años, Demi Moore tiene un cuerpo de infarto y aparenta diez años menos gracias, sobre todo, al entrenamiento físico. Hacer deporte te hace perder peso, mejora tu postura corporal, devuelve tono a tus músculos, hace que la ropa te siente mejor, le da un aspecto más bonito y saludable a tu piel e incluso te hace parecer más alta (la gente mayor suele ir encorvada).
Hora ideal: por las mañana, antes de desayunar, para poner en marcha tu organismo y lucir los efectos del deporte durante el resto del día: buen aspecto, energía y buen humor.
Tu deporte: combina algún deporte aeróbico al aire libre para potenciar la oxigenación (caminar, pádel, natación, esquí, equitación, etc.), con ejercicios de tonificación y alguna actividad cuerpo mente que trabaje la corrección postural y la relajación.

  • 5. Para no tener estrés

El ejercicio físico es el relajante natural más eficaz, inocuo y barato que existe. No hay mejor forma de combatir el estrés que expulsándolo cada día de tu cuerpo a través de la actividad física. Pero no sólo eliminarás el que tengas acumulado sino que el deporte te dará autocontrol y equilibrio para prevenirlo y controlarlo en tu día a día.
Haciendo deporte descargarás adrenalina y producirás endorfinas, unas sustancias naturales que te hacen sentir bien. Tus problemas laborales, tus enfados, tu malestar con tu jefe, las letras del piso… puedes olvidarte de todo en el gimnasio.
Hora ideal: al medio día o después del trabajo para dejar en el gimnasio todas las tensiones y preocupaciones del día antes de llegar a casa.
Tu deporte: por una parte te conviene hacer actividades intensas que te ayuden a descargar energía y a desahogarte (artes marciales, body combat, jogging, aeróbic, spinning, etc.) y por otro, actividades relajantes que te ayuden a volver a la calma (yoga, tai chi, body balance, Pilates, etc.).

Además de las disciplinas orientales o cuerpo-mente, un paseo después de cenar puede ayudarte a conciliar mejor el sueño
  • 6. Te ayuda a dormir mejor

Hacer ejercicio de forma habitual te ayuda a regular todas tus funciones vitales, entre ellas el sueño. Si padeces insomnio o alteraciones del sueño es especialmente importante que hagas alguna actividad física de intensidad suave o moderada que te ayude a relajarte y a cansarte.
Simplemente dar un paseo todas las tardes noches al aire libre te ayudará a conciliar mejor el sueño. Si la causa de tus problemas de sueño es el estrés o incluso la depresión, hacer deporte te ayudará a combatirlos de forma natural y a descansar mejor por las noches.
Hora ideal: cuando existen problemas de sueño lo ideal es hacer deporte por las mañanas o a primera hora de la tarde para no activarse más con la actividad física. Es muy importante hacer la actividad física siempre a las mismas horas para que el cuerpo se vaya regulando y se costumbre a los ciclos de actividad y descanso.
Tu deporte: además de las disciplinas orientales o cuerpo-mente, un paseo después de cenar puede ayudarte a conciliar mejor el sueño. La natación, por la acción relajante del agua, es el deporte más favorable para quienes padecen problemas de sueño.


Dolores de espalda
  • 7. Para evitar problemas menstruales

Está comprobado que hacer deporte de forma regular no sólo evita y disminuye los dolores menstruales sino que atenúa los síntomas del síndrome premenstrual. Si tienes reglas muy irregulares, la práctica deportiva también te ayudará a regularte por la acción estimulante que tiene sobre tu sistema hormonal.
Para las mujeres menopásicas el ejercicio también es una excelente terapia natural para combatir los síntomas y evitar el típico aumento de peso y los cambios de humor.
Hora ideal: la que quieras mientras seas constante (como mínimo, 3 horas de ejercicio semanales).
Tu deporte: el que más te guste. Cuando estés con la regla procura hacer actividades más suaves para evitar lipotimias; con el síndrome premenstrual lo que te conviene es descargar tensión y cargarte de energía (prueba una clase de body combat, spinning o tae bo).

 

  • 8. Mantiene tu salud

Según la Organización Mundial de la Salud la actividad física moderada en las mujeres previene algunas de las enfermedades que son causa principal de muerte entre la población femenina, como las patologías cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares.
Además, la práctica de ejercicio evita la obesidad, la diabetes, la osteoporosis, reduce los síntomas de la artritis, mantiene en forma el sistema inmune y mejora la calidad general de vida. El ejercicio combate problemas tan femeninos como el estreñimiento o la retención de líquidos.
Hora ideal: la que mejor se adapte a tus horarios y necesidades.
Tu deporte: cualquier actividad física moderada será beneficiosa para tu salud. En un club deportivo pueden orientarte sobre las actividades que más te convienen e incluso puedes trabajar con un entrenador personal si necesitas una atención personalizada.

Tener unos músculos pélvicos fuertes y saber controlarlos también mejorará tus relaciones sexuales y te ayudará a obtener más placer
  • 9. Cuida tus músculos más íntimos

Los músculos del suelo pélvico juegan un papel fundamental en la vida de cualquier mujer, ya que son tanto los que empleas para dar a luz como los que intervienen en las relaciones sexuales. Después del parto es fundamental volver a fortaleceros con ejercicios específicos. Tener unos músculos pélvicos fuertes y saber controlarlos también mejorará tus relaciones sexuales y te ayudará a obtener más placer.
Por ello, es muy importante que los mantengas con un buen tono muscular a través de la práctica deportiva general o de ejercicios específicos. Trabajar estos músculos también previene e incluso cura problemas de incontinencia.
Hora ideal: la que quieras, ya que existen una serie de ejercicios específicos (kegels) que puedes practicar en cualquier momento y en cualquier lugar, ya que se rata de contracciones voluntarias de la zona pélvica.
Tu deporte: en las clases pre y post parto realizarás ejercicios específicos del suelo pélvico. En las clases de corrección postural, yoga o body balance siempre se tonifican estos músculos. Puedes trabajarlos de forma específica mediante el método Pilates o con fit ball.

  • 10. Te sentirás mejor

La actividad física regular ayuda a reducir el estrés, la ansiedad y la depresión. El ejercicio ayuda también a desarrollar la autoestima y la confianza y promueve el bienestar psicológico.
Las mujeres deportistas tienen una mayor autoestima, presentan tasas más bajas de depresión y tienen una mejor imagen corporal. Las mujeres que practican deportes aprenden a disciplinar sus cuerpos a través del ejercicio y a desarrollar una mayor tenacidad y resistencia, lo cual les facilita ser eficaces en cualquier actividad que emprendan y las estimula a asumir posiciones de liderazgo.
Hora ideal: la que prefieras. Si además quieres conocer gente nueva, lo mejor es apuntarte a un gimnasio e ir por las tardes, cuando hay más afluencia.
Tu deporte: lo más recomendable es un entrenamiento variado que incluya actividad cardiovascular, de tonificación y cuerpo-mente. Las clases de baile, como las de danza del vientre o el tango, te ayudarán a potenciar tu autoestima y tu feminidad.